Colágeno para la cara

5 de Agosto del 2020
El colágeno para la cara se recomienda con frecuencia. Sin embargo, no todos los productos actúan igual. A continuación te contamos la mejor forma de aprovechar todas sus propiedades para la piel a nivel facial.

La piel del rostro suele ser la primera en manifestar los signos de la edad. Por eso, cuando empiezan a aparecer arrugas y flacidez, es habitual preguntarse si el colágeno para la cara funciona.

La respuesta dependerá del tipo de producto de colágeno para la cara que se esté utilizando.

Antes que nada, cabe recordar que esta proteína es clave para la firmeza cutánea: actúa como sostén de las fibras de la dermis y es la responsable de darles consistencia, resistencia y flexibilidad.

De ahí que cómo recuperar el colágeno de la cara sea una inquietud habitual entre quienes se preocupan por el cuidado y el aspecto de su piel.

Sobre todo, a partir de los 30 años, cuando la producción de colágeno natural por parte del organismo empieza a reducirse progresivamente.

Llevar un estilo de vida saludable es el primer paso para prevenir el envejecimiento prematuro de la piel. Esto implica seguir una dieta equilibrada, realizar actividad física, descansar adecuadamente, mantener a raya el estrés, evitar el consumo de tóxicos (tabaco, alcohol, etc.) y protegerse de factores que promueven la oxidación celular (sol, contaminación, etc.).

A partir de ahí, incorporar alimentos ricos en colágeno o que estimulen su producción en el organismo puede resultar interesante para contrarrestar la disminución de los niveles de esta proteína en el cuerpo.

La cuestión es que muchos de las alimentos que son fuente natural de colágeno no suelen formar parte de nuestra dieta habitual. Además, muchas veces incluyen grasas poco saludables o azúcares, por lo que se deberían consumir de forma ocasional.

Todo ello hace que estas estrategias acerca de cómo recuperar el colágeno en la cara pueden resultar insuficientes.

Es entonces cuando surge la pregunta sobre cuál es la mejor forma de aportar esta proteína para mejorar el aspecto de la piel y prevenir su envejecimiento.

El mejor colágeno para la cara

Actualmente hay una gran oferta en el mercado de cremas para la cara con colágeno.

La cuestión es que los  cosméticos actúan en la epidermis, la capa cutánea más superficial, mientras que el colágeno se forma en la dermis, la capa intermedia. Además, se trata de una proteína demasiado grande como para penetrar en la piel.

Así pues, las cremas de cara con colágeno no hacen que este se incorpore a las reservas naturales del cutis ni puede reemplazar al que se va perdiendo progresivamente con la edad.

El efecto que sí proporcionan estas cremas, mascarillas o ampollas con esta proteína es un relleno óptico e inmediato de las arrugas de la piel. De ahí que todavía se siga usando en muchos cosméticos.

Años atrás, también se popularizaron las infiltraciones de colágeno en la cara para combatir la flacidez cutánea, rellenar arrugas o aportar volumen en determinadas zonas (labios, pómulos, etc.).

No obstante, hoy en día muy pocos médicos estéticos recurren al colágeno inyectable en la cara. El principal motivo es que se trata de un compuesto que no se reabsorbe con el tiempo y, por tanto, el efecto no es reversible. Esto implica que si el resultado no es el deseado, es muy difícil de corregir sin cirugía.

Asimismo, actualmente se disponen de materiales que permiten conseguir un efecto más natural y satisfactorio, sin los riesgos de las infiltraciones de colágeno. Concretamente, el ácido hialurónico es el compuesto más empleado hoy en día en medicina estética para rehidratar la piel, suavizar las arrugas y recuperar los volúmenes faciales.

El ácido hialurónico tiene además la ventaja de que es reabsorbible (el organismo lo elimina poco a poco) e incluso si el resultado no es satisfactorio, existe una sustancia que permite revertir su efecto el mismo día del tratamiento o pasado un tiempo.

Entonces, ¿hay alguna forma de recuperar el colágeno en la cara?

Existen diferentes estudios que sugieren que el consumo de colágeno hidrolizado podría ayudar a reducir las arrugas y la deshidratación e incrementar la elasticidad cutánea1,2.

Al mismo tiempo, estos complementos alimenticios podrían promover la producción de elastina y fibrilina, otros componentes estructurales claves para la piel2.

Por este motivo, es habitual la recomendación de colágeno para las arrugas de la cara, la flacidez y otros signos de la edad como la deshidratación y la pérdida de volúmenes faciales.

Colágeno puro para la cara

A la hora de elegir un complemento alimenticio de colágeno, hay que asegurarse, en primer lugar, de que se trata de colágeno puro. Esto significa que debe tener un origen natural y no contener residuos químicos.

Asimismo, debe estar predigerido o hidrolizado. Si no, la absorción de esta proteína será muy baja. Esto es lo que sucede en la mayoría de alimentos ricos en colágeno, pues nuestro organismo no puede asimilarlo y aprovecharlo de forma óptima.

Finalmente, es conveniente que el colágeno para la cara contenga vitamina C. Este nutriente contribuye a la formación de esta proteína para el funcionamiento normal de la piel, los huesos, los cartílagos, los dientes las encías y los vasos sanguíneos, además de participar en la protección de las células frente al daño oxidativo que ocasionan los radicales libres.

Cabe recordar que el daño oxidativo, entre otros efectos, contribuye al envejecimiento prematuro de la piel.

Todas estas características están presentes en los complementos alimenticios de colágeno de Colnatur®. En el caso de Colnatur® Complex este incluye además ácido hialurónico, un importante componente de la piel.

A su vez, no solo puede ser bueno el colágeno para la cara, sino que el consumo de esta proteína puede ser una ayuda nutritiva que contribuya, de forma natural, al bienestar de huesos y músculos*.

La cantidad de colágeno hidrolizado que ha demostrado más resultados en estudios científicos está alrededor de los 10 gramos al día.

 

*Las proteínas contribuyen a conservar la masa muscular y al mantenimiento de los huesos en condiciones normales.

1. Borumand, M. et alt. Effects of a nutritional supplement containing collagen peptides on skin elasticity, hydratation and wrinkles [en línea]. Journal of Medical Nutrition and Nutraceuticals, 2015. <http://www.jmnn.org/article.asp?issn=2278-1870;year=2015;volume=4;issue=1;spage=47;epage=53;aulast=Borumand>

2. Proksch, E. et alt. Oral supplementation of specific collagen peptides has beneficial effects on human skin physiology: a double-blind, placebo-controlled study [en línea]. Skin. Pharmacol. Physiol., 2014. <https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/23949208>

Este sitio utiliza cookies propias y de terceros. Algunas de las cookies son necesarias para navegar. Para habilitar o limitar categorías de cookies accesorias, o para obtener más información, haz click en Personalizar la configuración.
Acepta las cookies